Las normas escolares japonesas y la ley

Comentarios · 429 vistas

Parece broma pero cierto, del anime a la realidad.

En los hogares hay normas y algunas puedes ser estrictas o flexibles, pero en un instituto es muy diferente, ya que estos regulan los comportamientos de sus alumnos, y en Japón es sabido el nivel de estos así que no es nada sorprendente, por lo que algunas escuelas japonesas han sido objeto de escrutinio público en los últimos años por reglas que se consideran anticuadas, demasiado estrictas o inapropiadas, como estudiantes demandando a sus escuelas por daños emocionales, por ejemplo, una chica de Osaka entablo una demanda por obligarla a teñir su pelo naturalmente castaño a negro.

También en1985, los demandantes perdieron un juicio en el que se alegaba que la norma de una escuela secundaria de la prefectura de Kumamoto por la que todos los alumnos varones debían afeitarse la cabeza era injusta, quiza ahora entiendas la referencia del director y la escuela de Ranma 1/2.

Del anime a la realidad
Uno de mis animes favoritos y que usare de referencia es Araburu Kisetsu, que si no lo has visto deberías hacerlo, ya que, en un caso reciente, una antigua alumna del instituto Horikoshi de Nakano (Tokio) contra el administrador del centro, 堀越学園 Horikoshi Gakuen.

Y es que tal como en algunos romcom de moda, la norma escolar se fija en el comportamiento de sus alumnos, más concretamente, se prohíben las 男女交際 "citas entre hombres y mujeres", sí, como en el anime que use referencia.

A la exalumna, se le recomendó la "retirada voluntaria" de la escuela tras haber sido sometida a un interrogatorio en el que reveló que estaba saliendo con alguien, lo cual es absurdo, por lo que el Tribunal de Distrito de Tokio condenó al instituto Horikoshi a pagarle unos 970.000 yenes.

La sentencia que dicto el Tribunal de Distrito de Tokio también fue absurda ya que confirmó la norma escolar que prohibía las "citas entre hombres y mujeres", como un "medio eficaz para disciplinar a los estudiantes", pero a su vez señalaron de inapropiado el hecho de que la escuela recomendara la retirada voluntaria sin proporcionar a la estudiante ninguna orientación educativa, ¿doble moral? sí, se dice y no pasa nada, a esto se le llama expulsión de facto, ya que técnicamente la "retirada voluntaria" no es equivalente a una expulsión directa.

Como era de esperar el caso exploto en redes sociales suscitando numerosas reacciones, tanto a favor como en contra:

"El instituto Horikoshi es un caso especial. Muchos estudiantes de allí se dedican al mundo del espectáculo, así que creo que esta norma es apropiada".
"Esto es para evitar que la gente entre en la escuela con la esperanza de salir con alguien famoso".

"Ella conocía la regla antes de entrar a la escuela..."

"El hecho mismo de que haya una regla que prohíba las citas es el problema. El otro problema es que muchas escuelas ni siquiera explicitan esta regla por escrito, por lo que los estudiantes no tienen forma de conocerla."

"Como chica de instituto, no puedes tener citas, no puedes maquillarte y no puedes vestirte bien, pero en cuanto te conviertes en un miembro de la sociedad, se espera que te cases, que estés siempre maquillada y que te vistas bien. Eso es una distopía, ¿no?"

"Esto no va a ayudar a la disminución de la tasa de natalidad de Japón..."

 

Comentarios